Casas de apuestas que aceptan PaySafeCard

Casa Puntuación Bono
15€ sin depositar y hasta 200€ Más info Visitar
Bono de hasta 150€ y 88€ para casino Más info Visitar
Bono de hasta 100€ y 10€ para casino Más info Visitar
11€ sin depositar y hasta 200€ Más info Visitar
Más info Visitar
Bono de hasta 200€ Más info Visitar

Arriba tienes las casas de apuestas deportivas que te permiten depositar por medio de PaySafeCard.

Qué es PaySafeCard

Paysafecard ha conseguido ser el medio de prepago por internet preferido por los usuarios europeos y, para entender su éxito, hay que asumir que pagar como en efectivo pero a través de internet es una de las opciones más buscadas por los usuarios: la discreción y la seguridad en cuanto a la difusión de datos bancarios siguen siendo las principales preocupaciones de los compradores. Esta preocupación es compartida por los usuarios de casas de apuestas deportivas online por lo que sin duda PaySafeCard sea una de las opciones más escogidas.

PaySafeCard nació en Austria en el 2.000 y ha visto reconocida su labor por proporcionar una oportunidad de medio de pago online sin necesidad de pasar por la tarjeta bancaria. Al ser prepago, el desembolso se hace físiscamente en un punto de venta u online, pero en este segundo caso todo queda entre PaySafecard y tú.

La clave del éxito de este método de pago se basa por tanto en el anonimato, por tanto en la discreción. Tan sencillo como comprar una tarjeta de prepago para tu teléfono y aceptada en miles (más de 4.000 tiendas web) de lugares en los que hacer pagos o depósitos en línea. Ten en cuenta que los puntos de venta a lo largo y ancho del mundo son más de 500.000 ya que está presente en 43 países en la actualidad. En España puedes adquirirla en la Fnac, supermercados Dia, oficinas de correos, estancos, tiendas OpenCor y MediaMarkt y algunos puntos más.

Si os acercáis a su web descubriréis que está diseñada magistralmente: desde allí no sólo puedes averiguar qué es, también puedes adquirir una de sus tarjetas-PIN y empezar a utilizaral, además de consultar tu saldo restantes. Tienes convertidor de moneda, mapa para encontrar puntos de venta, una sección de noticias y otra de promociones… y además puedes registrarte como usuario lo cual tiene una ventaja obvia: si tuvieses que efectuar una reclamación por una compra que haya salido mal, te será mucho más fácil interponerla si estás identificado. Visto esto, podría resultar aconsejable si vas a ser usuario asiduo de éste método de pago. Aunque no tengan un chat en línea como en las casas de apuestas, sí tienes una buena colección de preguntas y respuestas con buscador por palabras.

Disponen de app para smartphone y tabletas donde poder acceder a tu cuenta estés donde estés. Además a través de la app puedes recibir notificaciones sobre concursos y promociones.

Ofrece además otro producto en su web que es la MasterCard PaySafeCard, que se puede pedir a partir de los 16 años y que se recarga a través de tu cuenta PaySafeCard.

Cómo usar PaySafeCard

En realidad, más que ser una “tarjeta” prepago, PaySafeCard es un PIN, una serie de números. Adquieres ese pin a cambio de distintos importes en euros: de 10, 25, 50 y 100 €. Son cantidades fijas, no puedes adquirir otros montantes. A partir de ahí puedes introducir ese pin para ir pagando en distintos sitios, ya que los sobrantes permanecen vinculados a ese PIN. Para comprar online tienes que dirigirte a www.epin.paysafecard.com que no es otra cosa que su tienda web. Te registras sin muchas complicaciones o utilizas tu registro en PaySafeCard y a través de uno de estos tres métodos de pagos adquieres el PIN de 10, 25, 50 ó 100 euros: Rapid Transfer, SOFORT o Trustly. Tendrás un resumen de tu compra en tu correo electrónico.

¿Y qué ocurre si te sobra dinero en tu PIN? Pues que les solicitas una devolución aportándoles diferente documentación como tu IBAN, BIC, copia de tu documento de identidad… etc. En cuanto al tiempo en que tardarían en devolverte un saldo que permanece en tu PIN, no concretan más que pude llegar a cumplir el plazo de 11 días laborales.

Consulta en la web los límites de pagos máximos, saldos máximos, carga anual, gasto anual y los correspondientes para la MasterCard PaySafeCard.

Seguridad

En su web establecen varios consejos para sus usuarios de mucha utilidad, puesto que el ser confiables es una de sus bazas para seguir dominando el mercado prepago: Aconseja no comprar en tiendas que levanten sospechas (en el caso de nuestras casas de apuestas puedes estar tranquilo ya que sólo te hablamos de lo mejor). Para saber que estás en el lugar correcto recuerda que lo primero que debes leer en la url de la pantalla de pago a través de PaySafeCard ese sitio es:  https://customer.cc.at.paysafecard.com/ . Tampoco debes enviar tu PIN a través de app de chat, correo electrónico, teléfono… ¡alguien podría oírte! Si notas algo extraño en tu cuenta PaySafeCard, cualquier movimiento por pequeño que sea, que sepas que no ha sido realizado por ti, debes solicitar el bloqueo de la cuenta. Y además atentos a correos extraños que te piden pagar una multa con PaySafeCard, seguro que son intentos de robarte tu PIN.

Pero lo que de verdad nos ha cautivado ha sido el folleto en formato .pdf que incluyen en su apartado de seguridad y que debería ser de lectura obligatoria puesto que ofrece contenidos muy útiles. Allí podrás saber más de su compromiso ante el blanqueo de dinero y las múltiples garantías que ofrecen a sus usuarios.

Comisiones

El uso de PaySafeCard es gratis, de inicio. Bajo ciertas circunstancias sí que te pueden aplicar algún cobro:

  • Tasa de devolución: si te queda dinero en tu PIN y quieres que te lo reintegren, te van a descontar 7,5 euros.
  • Tasa de mantenimiento: si llevas ya 12 meses sin usar tu cuenta, a partir del mes número 13, el día 1 de cada mes, te retirarán 2 euros de tu cuenta.
  • Tasa de transacción: se cobra al cliente por parte de algunas tiendas previa justificación.
  • Tasa de conversión: cuando hay que cambiar de divisa se te aplica una tasa que puedes calcular con la herramienta de convertidor de divisas de la propia web.