Ciclismo

Cuotas y apuestas para las grandes vueltas ciclistas, campeonatos y certámenes de ciclismo en general.

Últimas cuotas y apuestas

 

 

Apuestas más comunes en ciclismo

Como en muchos otros deportes, las apuestas o mercados más comunes son ganador de la etapa y de la clasificación general, lo que en fútbol equivaldría a ganador del partido y de la liga por ejemplo. Además, muchas casas de apuestas también suelen poner a disposición de los apostantes otras opciones como:

  • Ganador de la montaña
  • Ganador de la regularidad
  • Mejor joven
  • Mejor equipo

Y no nos olvidemos de los duelos entre ciclistas, una opción que hace que las etapas sean más emocionantes. Por ejemplo, que el corredor A llegue a la meta antes que el corredor B, con las pertinentes cuotas correspondientes a cada uno. Estas apuestas están disponibles, sobre todo, en etapas de media y alta montaña.

Reglas básicas de este deporte

Comenzar señalando que existen varias modalidades de ciclismo (de ruta, de montaña, en pista, BMX, trial…), pero en esta ocasión vamos a enfocarnos en las reglas del ciclismo de ruta.

Esta modalidad de ciclismo se practica en carreteras pavimentadas y su origen se remonta a mediados del siglo XIX. Nacieron las primeras asociaciones ciclistas que comenzaron a dar impulso al deporte, que culminó con la inclusión en los Juegos Olímpicos de 1896. Desde entonces el ciclismo se ha convertido en un fenómeno mundial, con diferentes pruebas de reconocida fama. En el deporte femenino su inclusión ha sido mucho más tardía, hasta finales del siglo XX no han existido pruebas famosas para la competición de mujeres.

Entre esas diferentes pruebas podemos distinguir cuatro tipos:

  • Clásicas: Se desarrollan en un solo día, habiendo pruebas de gran prestigio como la París-Roubaix, la Milán-San Remo, el Tour de Flandes, la Lieja-Bastoña-Lieja o el Giro de Lombardía. Se suele rodar en pelotón.
  • Carreras por etapas: Son las grandes pruebas a nivel mundial, se disputan a lo largo de varios días y cuenta con varias partes (etapas). Además de la clasificación general, estos certámenes suelen tener clasificaciones de montaña, por puntos determinados, para jóvenes, por equipos… Las más famosas son las tres Grandes Vueltas, a saber Giro de Italia, Tour de Francia y Vuelta a España. Al igual que en las anteriores, se rueda en pelotón.
  • Contrarreloj: Se disputan en solitario, saliendo un ciclista cada minuto aproximadamente (excepto en distancias largas que el tiempo se amplía). Gana el que registre un menor tiempo desde la salida hasta la llegada a meta.
  • Contrarreloj por equipos: Se disputan por equipos, que salen agrupados. Gana el que registre el menor tiempo, contándose el cuarto o quinto ciclista del equipo en cruzar la meta.

El organismo encargado de regir la normativa, clasificaciones, otorgar licencias y supervisar las competiciones es la UCI (Unión Ciclista Internacional). Dentro del reglamento, en la sección de equipamiento, los deportistas están obligados a llevar bicicletas con unas consideraciones precisas (ruedas de igual diámetro, marco triangular, manubrio curvo, etc), a utilizar como punto de apoyo en la bicicleta de manera obligatoria el manillar, el sillín o los pedales y el uso de las piernas es la única forma permitida de impulsar la bicicleta.

Del mismo modo, se especifica la vestimenta que debe llevar cada corredor durante las pruebas: casco de icopor comprimido recubierto de fibra de vidrio o carbono, zapatillas especiales con sistema de clips para el agarre al pedal, guantes de dedos recortados, gafas antiempañables, uniforme con bolsillos en la espalda de lycra o material liso, medias elásticas, impermeables y accesorios tales como tacómetro, velocímetro, cuenta kilómetros, pulsómetro, radio, caramañola, inflador y estuche de herramientas.

Dentro de las categorías reglamentadas por la UCI encontramos Cadete (15-16 años), Juvenil (17-18 años), Sub 23 (menores de 23 años), Élite (mayores de 23 años) y Ciclismo Máster (mayores de 30 años con más de tres años de inactividad en Élite).

En esas categorías, las pruebas profesionales son aquellas reconocidas por la UCI que cumplen con toda la reglamentación. Si infringen normas del organismo internacional pero está reconocida por alguna federación nacional, se las considera pruebas amateurs. Las que no están sujetas a una normativa concreta o no están reguladas por ningún organismo son pruebas de exhibición. Las pruebas profesionales se dividen a su vez en dos grupos: UCI World Tour donde se encuadran las grandes vueltas y otras pruebas de importancia, y los Circuitos Continentales UCI, que aglutinan al resto de competiciones profesionales divididas por continentes.

Otro de los aspectos importantes hoy en día en el ciclismo son los equipos, ciclistas contratados para competir en eventos como un conjunto. Requieren de una gran coordinación y tácticas comunes para conseguir los objetivos marcados en cada carrera. Dentro de un equipo, además de los propios ciclistas, podemos encontrar entrenadores, director general, director deportivo, médicos, masajistas, terapeutas, mecánicos y personal encargado de la alimentación, ropa, etc.

En cuanto a los ciclistas, encontramos varios tipos de ciclistas según sus condiciones y habilidades, no siendo excluyentes entre si unas características de las otras.

  • Clasicómano: Es el ciclista especializado en las denominadas pruebas Clásicas. Posee una gran explosividad para realizar numerosos ataques en distancias relativamente cortas.
  • Escalador: Es el tipo de ciclista adaptado a los ascensos y a la montaña. Es capaz de soportar y dosificar el esfuerzo durante las imponentes subidas mejor que los demás, dejando atrás a sus rivales atacando en las subidas.
  • Esprínter: Son ciclistas que poseen gran potencia y son capaces de llegar a velocidades muy altas en esfuerzos cortos. Se especializan en las llegadas masivas o en pelotón a la meta, o en las clásicas de perfil llano. También son conocidos como velocistas.
  • Rodador: Ciclistas capaces de rodar a gran velocidad en terreno llano durante tiempos prolongados. Se les suele utilizar como lanzadores para los esprínter o para mantener al pelotón con un ritmo alto de carrera.