Fútbol Americano

Cuotas y apuestas para partidos de fútbol americano.

Últimas cuotas y apuestas

Apuesta en vivo

Si quieres apostar en vivo en los partidos de fútbol americano que se están jugando en estos momentos o que se van a disputar a lo largo del día de hoy, ve a esta otra sección. Ahí podrás ver el marcador actual en caso de que ya haya empezado, en qué minuto se encuentra el partido y las cuotas disponibles para el o los mismos.

Apuestas más comunes en el fútbol americano

En fútbol americano hay tres tipos de apuestas que destacan por encima de las demás:

También se puede apostar a ganador (1X2) como en otros deportes aunque con la práctica este tipo de apuestas resultan demasiado fáciles y no ofrecen cuotas tan competitivas. Normalmente las apuestas son para el tiempo reglamentario sin incluir la prórroga por lo que siempre conviene leer los términos y condiciones de las casas de apuestas para tener claro a qué atenernos.

Se podría decir que la apuesta de handicap es la madre de todas las apuestas en el fútbol americano, sobre todo en Norteamérica. Cuando uno de los dos equipos es claro favorito a ganar el partido, las cuotas para el mismo son muy pequeñas por lo que las casas de apuestas suelen ofrecen apuestas de handicap para que las cuotas sean más altas y, por ende, atraigan a más apostantes. A cada equipo se les aplica un handicap de puntos negativo y positivo que se aplica al resultado final de partido.

Por ejemplo, los New England Patriots cotizan a 1.80 con un handicap negativo de -5 mientras que los New York Giants cotizan a 2.10 con un handicap positivo de +5. Las apuestas que se hagan a favor de los Patriots serían ganadoras si este equipo ganara el partido por 5 puntos o más. Mientras, las apuestas a los Giants serían ganadoras si estos hubieran ganado el partido o hubieran perdido por menos de 5 puntos.

Reglas básicas de este deporte

En el fútbol americano el objetivo es marcarle un tanto al equipo contrario llevando el balón a su zona de anotación. Los dos equipos tienen once jugadores en el campo de juego y adoptan alternativamente un rol atacante o defensivo. Los puntos o touchdowns tienen un valor de seis puntos por lo general, salvo que sean fruto de una patada que lance el balón entre los palos donde se añade un punto, a través de una jugada donde serán dos o de un field goal donde serán tres los puntos.

Se consigue avanzando al menos diez yardas en cuatro downs (en cuatro ocasiones) como mucho, y cada diez conseguidas otorga al equipo la posibilidad de sumar cuatro ocasiones más. Sumando y avanzando se dirigen hacia la zona de anotación contraria con el balón para conseguir los puntos. Al conseguir el down te otorgan otro, proceso que recibe el nombre de primero y diez. Cada down consistirá o bien en una jugada terrestre, acarreando el balón los jugadores; o bien en una jugada aérea.

Durante el partido escucharéis decir cuarto y dos, segundo y tres… etc: esto hace alusión al down en el que se encuentra la jugada en ese momento y a cuántas yardas les queda aún por avanzar hasta conseguir anotar. Las yardas no sólo pueden adelantarse, también pueden retroceder. ¿Y qué ocurre si se consumen todos los downs sin llegar a la zona de anotación de los contrarios? Pues se pierde la posesión del balón y desde el punto donde el equipo que ha perdido su oportunidad de avanzar se retoma la jugada pero en dirección contraria.

Como conseguir primero y diez en la cuarta oportunidad es complicado, lo que se suele hacer es utilizar los tres downs y al cuarto patear el balón a ver si llega a la zona de anotación o en su defecto, dejarlo lo más lejos posible de su extremo del campo.

Para organizar la estrategia los equipos se agrupan antes de iniciar las jugadas en un corro que se denomina huddle, donde el quaterback, que es el jugador que pasa el balón, les da las instrucciones que se hayan acordado con el entrenador. Cuando un jugador pasa el balón, el que lo recibe ha de tener los dos pies en el suelo o se considerará que han gastado el down (esto sería un pase incompleto). Si el balón queda suelto por el campo (fumble), la jugada ofensiva siguiente será de quien consiga recuperarlo.

Los dos equipos pueden pedir tiempos muertos en tres ocasiones pero sin interrumpir una jugada, también pueden pedir revisiones de lo ocurrido en el campo a los árbitros hasta dos veces por cada mitad del juego.

Además del quaterback, hay otros tipos de jugadores especializados: los cinco más corpulentos forman la línea de defensa, luego están los corredores o running backs que también los hay de distinto tipo según si arrancan a correr desde más o menos lejos de la zona de anotación, si corren por las bandas… Los jugadores adoptan distintas posiciones en el campo según la estrategia o formación que escojan y también dependiendo de si su equipo está atacando o defendiendo. Se especializan entre ellos en distintos tipos de jugadas que requieren habilidades distintas: patadas largas, despejes, cañoneros, retornadores de despeje, equipo de manos…